• DietingWell

¿Cómo combatir la retención de líquidos?

La retención de líquidos es uno de los factores ocultos en el aumento de peso que se denota tanto en la báscula como en el espejo, y se identifica por la sensación de brazos, piernas y abdomen hinchados y pesados.

Nuestro cuerpo se compone hasta en un 65% de agua, pero debemos diferenciar el agua corporal de los líquidos retenidos. Cuando estamos hidratados el agua se encuentra dentro de los tejidos y de las células, pero cuando tenemos retención de líquidos podemos incluso estar deshidratados pues el agua está entre los tejidos sin aportar hidratación al organismo. En este caso nuestro cuerpo no es capaz de eliminar el exceso de líquidos generando un desequilibrio hídrico derivado del sedentarismo, la mala alimentación, la falta de hidratación, mala circulación o trastornos hormonales.

En DietingWell te damos los mejores consejos para evitar la retención de líquidos:

  1. Bebe mínimo 1,5l de agua para darle a tu cuerpo la hidratación necesaria y facilitar la actividad renal.

  2. Incorpora infusiones diuréticas en tu alimentación diaria, algunas plantas como el diente de León, Boldo, Espino Albar o la Cola de caballo tienen un potente efecto diurético que pone a trabajar a los riñones ayudando a eliminar ese líquido excedente.

  3. Evita el alcohol y refrescos, generan una deshidratación en el cuerpo que aumenta la retención de líquidos y la sensación de hinchazón.

  4. Sigue una dieta baja en sodio, reduce la sal de las comidas y utiliza otras especias para darle sabor, disminuye la ingesta de embutidos, conservas, ahumados, pastillas de caldo, sopas preparadas.

  5. Incluye más alimentos ricos en potasio, ayudarán controlar los niveles de sodio y recuperar el equilibrio: plátano, papaya, piña, acelgas, espinacas, alcachofas, espárragos, coles Bruselas, patata, aguacate.

  6. Prepara un caldo depurativo con cebolla y apio (sin sal) y toma una taza cada noche antes de cenar, ambos tienen muy buenas propiedades diuréticas y antiinflamatorias.

  7. Realiza ejercicio físico y aeróbico, mantener la circulación activa ayudará a eliminar el exceso de líquidos y reducir volumen en las piernas.

Nuestra nutricionista preparará el mejor plan de alimentación adaptado a tus necesidades para conseguir por fin tu peso ideal.