• DietingWell

¿Cuál es el mejor deporte para adelgazar?

Cuando queremos perder peso y estar en forma el deporte es una parte fundamental del proceso, pero no todos los tipos de deporte nos ayudarán de la misma forma a la hora de perder grasa corporal.

Los ejercicios de fuerza son muy útiles y necesarios pero deben ir acompañados de ejercicios de cardio para que el proceso sea mucho más efectivo. Dentro de los ejercicios de cardio destacan el HIIT y el LISS, ¿cuál de estos dos tipos de cardio es el mejor para quemar grasa? Vamos a resolver todas tus dudas.

El HIIT, o entrenamiento a intervalos de alta intensidad, es un tipo de ejercicio cardiovascular en el que se alternan ejercicios cortos de alta intensidad, seguidos de tiempos cortos de descanso. Una rutina HIIT puede incluir 45 segundos de sentadillas con salto, seguidas de 15 segundos de descanso, seguidos de 45 segundos de saltos en tijera , seguidos de 15 segundos de descanso, etc.

Beneficios del HIIT:

  1. Aprovechas mejor el tiempo: Si dispones de poco tiempo para entrenar el HIIT es tu alternativa ideal ya que tu cuerpo y tus músculos estarán activos y quemando grasa con una sola sesión de entre 20 y 30 minutos. Con 2-3 sesiones a la semana es más que suficiente para conseguir buenos resultados.

  2. Entrenas todo el cuerpo: Otra de las ventajas del HIIT es que es un tipo de entrenamiento compuesto por ejercicios que implican todos los grupos musculares. Este tipo de ejercicios compuestos como las sentadillas, burpees, mountain climbers y planchas, son muy efectivos para activar el corazón y promover la quema de grasa.

  3. Es muy efectivo: Llevar tu cuerpo al límite ofrece muy buenos resultados. Los ejercicios cortos de alta intensidad que te dejan sin aliento, hacen que tu metabolismo vaya más rápido y el cuerpo tire de tus reservas de grasa para conseguir energía incluso después de terminar el ejercicio.

Sí, es cierto. El HIIT es muy sacrificado, pero los resultados hablan por sí solos…

El LISS se trata de un ejercicio aeróbico de baja intensidad y larga duración en el que nos mantenemos siempre al mismo ritmo y donde nuestra frecuencia cardíaca varía muy poco. Al tener una intensidad baja podemos mantener el ejercicio durante más tiempo: una sesión de LISS tiene una duración mínima de 45 minutos donde mantenemos una frecuencia cardíaca entre el 60 % y 70%, el LISS requiere mucho menos

esfuerzo durante más tiempo.

Beneficios del LISS

  1. No es tan agotador: Dado que no es tan exigente a nivel físico como otros entrenamientos, resulta fácil ser constante y entrenar cada día. También puede ser una buena alternativa para las personas que siguen un plan de entrenamiento con pesas muy intenso o hacen mucho deporte, básicamente porque el HIIT cansará demasiado el cuerpo y la recuperación será mucho más lenta.

  2. Es más fácil de realizar: El LISS no ejerce tanta presión en el cuerpo y las articulaciones como el HIIT, por lo que es una muy buena alternativa para las personas que acaban de empezar en el mundo del deporte o que se están recuperando de una lesión. Por su baja intensidad el riesgo de sufrir lesiones es menor por lo que es posible practicarlo a diario, además resulta más relajante que las rutinas de fuerza o de intervalos.

Como hemos visto, un entrenamiento HIIT hará que quemes muchas calorías en poco tiempo incluso de forma prolongada tras el ejercicio, pero si dispones de más tiempo para entrenar, con 4-5 sesiones de LISS semanales puedes quemar las mismas calorías e incluso más. Se trata de encontrar el tipo de ejercicio más adecuado para ti, con el que disfrutes sin suponer una carga. Esa es la clave para no abandonar y poder conseguir tus objetivos.

Nuestro entrenador personal preparará la mejor rutina de ejercicios personalizada para ayudarte a conseguir perder peso de forma estable y permanente.